• Rafael Ortega

Carta del gestor enero 2022 River Patrimonio

Estimado partícipe,


La andadura de River Patrimonio en los mercados supera ya los tres años. Durante este periodo el fondo lleva una rentabilidad acumulada de un 31,6%. La media de resultados de los fondo de su categoría para el mismo periodo es de aproximadamente un 19,5%.


Como referencias de contexto en este mismo periodo el mercado global de renta variable ha obtenido una rentabilidad de un 57% mientras que una cartera teórica compuesta por un 50% de renta variable global y otro 50% de renta fija global hubiera obtenido aproximadamente una rentabilidad de un 29%.


También nos han salido unas cosas al lado del nombre en Morningstar y Lipper.




River Patrimonio y Kronos vs. algunas de sus principales posiciones en 2021.


River Patrimonio ha superado recientemente la barrera de los 14M€ propiedad de 631 partícipes, por lo que hemos más que doblado el patrimonio bajo gestión y casi doblado el número de partícipes del fondo en este último año.


Nuestra rentabilidad anualizada desde inicio es de un 10,7% con una volatilidad de un 8,1%.

Estoy muy contento con estos resultados. De los tres años que llevamos en el mercado la realidad es que solo el primero fue claramente favorecedor para nuestra combinación de activos y estrategias.


2020 puso a prueba la cartera con un flash crash terrible para nuestra exposición trend a renta variable, especialmente sensible a este tipo de eventos. La segunda parte del año fue también muy dura para inmobiliario, bonos y oro una vez empezó la recuperación en renta variable.


En 2021 de nuevo la gran mayoría de nuestros diversificadores suponían un lastre. Pagamos el precio de estar protegidos para posibles futuros que terminaron no materializándose y aún así hemos conseguido una buena rentabilidad con moderada volatilidad y riesgo.


Como ya adelanté en las últimas dos cartas mi objetivo era conseguir una reducción de la comisión de gestión al llegar River Patrimonio a 10M€. Lamentablemente esta bajada de comisión se planteó contando con que la situación de Kronos ya estaría regularizada. Más de un año y medio desde que comenzara a gestionar el fondo que replica la Cartera Permanente de Harry Browne inexplicablemente sigo sin contar con un folleto que recoja fielmente las condiciones de gestión de este.

Mi compromiso contigo sigue en pie. En el momento en que el folleto de Kronos se regularice mi siguiente prioridad número uno será conseguir una reducción de la comisión de gestión de River. Ambos fondos están siendo un éxito comercial, por lo que tengo confianza en que la bajada de comisión saldrá adelante, quizá incluso con condiciones mejores a las previstas.


River Patrimonio recibe aportaciones netas de capital diariamente, creciendo tanto en capital aportado como en número de nuevos partícipes. Últimamente su tasa de crecimiento interno es incluso superior a la de su hermano pequeño Kronos, que tiene también unas cifras espectaculares. El proyecto ha superado amplísimamente todas mis expectativas.


Si también eres partícipe de Kronos que sepas que esta semana publicaré una carta del gestor centrada en nuestra Cartera Permanente.


Está siendo muy emocionante ver crecer los fondos de inversión, el blog, el canal de twitter y nuestra comunidad de Telegram. Pronto habrá más novedades en forma de nuevos canales de comunicación, más contenido e incluso un nuevo miembro de la familia.


Muchas gracias por la confianza. Sé que suena cliché, pero la verdad es que sin personas como tú nada de esto sería posible.


2021 en el retrovisor


Después de un tibio 2020 donde terminábamos el año con un -0,3% en 2021 hemos pasado todo el año con un ligero sesgo hacia activos de crecimiento, que han sido los claros protagonistas. River termina la temporada con ganancias cercanas al 15%.


Pero claro, las ganancias en bolsa han estado disparadas. Los estilos Calidad y Value han vuelto con fuerza (+31%), al igual que el sector Inmobiliario quien después de ser el peor en 2020 ganaba esta vez la partida (+35%).


Por su parte los factores Momentum (+20%) y Min Vol (+19%), aún con excelentes resultados absolutos han defraudado relativamente. El gran perdedor del año son los mercados Emergentes que terminaron el año igual que lo empezaron.


Nuestra subcartera trend nos mantenía todo el año sesgados a crecimiento. En cuanto los mercados emergentes empezaron a tambalearse la señal de momentum relativo nos hizo salir de estos para centrarnos en renta variable global, momentum e inmobiliario. Especialmente durante el segundo semestre esto nos ha permitido arañar unos cuantos puntos de rentabilidad y compensar el comportamiento de los activos defensivos de la cartera y el de los factores Momentum y Min Vol que terminaban el año peor que el MSCI World.


El oro no ha despegado y se ha movido lateralmente, aunque ha terminado el año en positivo (+5%). El consenso del mercado parece seguir opinando que la inflación que experimentamos es transitoria y por tanto que a medio plazo la cosa está controlada. Ya veremos. En esta línea las compañías de royalties y streaming han tenido un año increíblemente volátil que nos devuelve a la línea de salida.


Los bonos europeos de largo plazo y máxima calidad crediticia han pinchado el último trimestre, convirtiéndose en un lastre para la cartera (-7%). En un año donde la música no ha parado de sonar nuestra exposición larga en volatilidad se ha mantenido relativamente plana, aunque finalmente ha terminado el año también con pérdidas.


Ya sabes, diversificar significa tener que andar disculpándose siempre. Lo siento, pero no lo siento.


Tras un requerimiento de CNMV nos hemos visto obligados a retirar IVOL de la cartera. Se trataba de un ETF que utilizábamos para implementar la estrategia long vol. La CNMV considera que el vehículo no cumple con algunos puntos de la normativa de fondos UCITs en relación a la diversificación interna de este.


En su lugar hemos construido un proxy de esta misma estrategia utilizando bonos con protección frente a la inflación y el ETF PFIX, que replica una estrategia de opciones frente a las tasas de cambio en los tipos de interés. Hemos podido reaccionar inmediatamente ya que el cambio estaba previsto igualmente, al suponer una reducción importante de las comisiones que pagamos. IVOL era uno de los vehículos más caros que incluíamos en cartera.


Aunque los resultados han sido espectaculares en bolsa no ha habido falta de motivos para ir acongojados todo el año con nuestras inversiones. Nuevas variantes, crisis sociales y faltas de suministros por doquier, tasas de inflación no vistas desde hace décadas, declaraciones difusas por parte de los bancos centrales... vivimos en un mundo incierto. ¿Qué nos deparará el 2022? ¿Seguirá la fiesta? ¿Qué hora es? ¿Un chupito más o nos vamos a casa? Quién sabe...


Riesgo significa que hay más cosas que pueden pasar de las que terminarán pasando. No tenemos ni idea de que va a ocurrir. Ni pudimos anticiparlo en 2021 ni sabemos cómo hacerlo para 2022. Como inversor equilibrado tu objetivo seguirá siendo un objetivo dual:


  • Tener el máximo dinero posible a largo plazo: Es decir, maximizar el retorno esperado de tus inversiones.

  • Tener suficiente dinero durante el camino: Es decir, asegurarte de que, si de pronto necesitas tirar mano de tus ahorros, estos estarán ahí cuando los necesites.


Estás obligado a asumir riesgos si quieres proteger tu patrimonio, pero eso no quiere decir que tengas que acudir a los mercados financieros jugándotelo todo a que las cosas siempre van a salir bien. Sea lo que sea que termine pasando esto afectará a los precios y valoraciones de los distintos activos financieros en función a su relación estructural con los diferentes climas económicos.


En River Patrimonio confiamos en que nuestra combinación diversificada de renta variable, mercado inmobiliario, exposición a oro y bonos nos ofrece un perfil todo terreno ideal para el inversor que busca equilibrio entre participar del crecimiento y proteger su patrimonio. Al estilo de la Cartera Permanente de nuestro mentor Harry Browne confiamos en que estos activos tienen el peso suficiente dentro de la cartera global como para que nos permitan capitalizar el crecimiento, allá donde ocurra.


A diferencia de la Cartera Permanente de Browne, y por tanto también de Kronos, de corte más conservador y quizá más especialmente adecuada para invertir el dinero que no puedes permitirte perder, River no cuenta con el colchón amortiguador del efectivo en cuenta.


Precisamente por ello River diversifica más allá de los cuatro activos clásicos de Browne, incluye distintos sub tipos de activos, combina la gestión buy & hold con exposición a larga en volatilidad y una estrategia trend/momentum en parte de la cartera.

Nuestra subcartera trend nos llevará gradualmente a sobreponderar activos con mejor comportamiento en precios y, a su vez, alejarnos de aquellos que muestran señales de debilidad. La estrategia funcionará mejor cuando haya tendencias duraderas y prolongadas en el tiempo (como las del mercado de acciones global de este año) y peor durante entornos de mercado volátiles y laterales con pronunciados dientes de sierra. (como las del año pasado).


La suma de ambas subcarteras siempre dará lugar a una asignación de activos que equilibra nuestra exposición a los diferentes escenarios económicos y entornos de mercado posibles. La rotación, que durante periodos de cambio de tendencias puede ser elevada, será sin embargo siempre gradual. River es un fondo defensivo, que no conservador.


Ante la incertidumbre del mercado, tanto para las turbulencias emocionales como financieras, nuestro plan para cuando estemos en el ojo del huracán es agacharse y confiar en los preparativos que hicimos en tiempos de calma.


El modelo River


Al igual que hice el año pasado voy a dedicar el mes de enero a volver a analizar cada pieza de la estrategia en busca de maneras de simplificar el proceso inversor, reducir sus costes, mejorar la operativa o incrementar la diversificación estructural que ofrece la cartera. Todo esto sin hacer cambios que impliquen un cambio en el perfil de riesgo de la estrategia.


Hace dos años el lanzamiento de Kronos me obligó a volver a mis orígines y redescubrir las enseñanzas de Browne. Este año el trabajo de investigación que he llevado a cabo para el lanzamiento de nuestro nuevo fondo y el ejercicio de introspección que supone tratar de terminar (sin éxito) el libro sobre diversificación estructural que llevo entre manos me han llevado también a replantearme algunas ideas. Es muy pronto para saber si nada de esto afectará de alguna manera a River Patrimonio, probablemente al final no lo haga, pero le vamos a dar una vuelta a todo para reforzar o refutar hipótesis y refinar la filosofía, estrategia y puesta en marcha del fondo.


River Patrimonio, Cartera Permanente y Cartera Variable


Aunque River Patrimonio fue diseñado como un fondo de inversión patrimonialista todo en uno muchos partícipes lo combinan con una Cartera Permanente y/o exposición a crecimiento para afinar la estrategia a su gusto o necesidades particulares.


Nuestra Cartera Permanente, River Patrimonio y el futuro River Cartera Variable pueden combinarse para crear diferentes carteras River que pueden adaptarse mejor a las necesidades o preferencias de distintos inversores tanto a nivel total (asignación de activos final de un inversor) como para sus distintos objetivos desde una perspectiva patrimonial.



Poco más que añadir. Gracias de nuevo por la confianza y mis mejores deseos para 2022. ¡Suerte en los mercados!


Caveat Emptor. Rafa Valencia, enero de 2022.


Contacto


Si tienes cualquier duda, quieres aclarar cualquier punto de la estrategia o simplemente hablar sobre mercados e inversión puedes contactar conmigo a través de los siguientes medios:

674 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo