• Rafael Ortega

Carta del gestor octubre 2019

Actualizado: ene 29


Estimados partícipes y amigos de River Patrimonio,


Hace casi un año desde que comenzara nuestra andadura en los mercados. En este periodo el fondo ha registrado una rentabilidad de un +13,6%, la rentabilidad media de los fondos de su categoría ha sido de un +2,3% y la del mercado global de renta variable de un +9,7%.


Fuente: Financial Times

En estos momentos nuestra asignación de activos aproximada es la siguiente:


  • Renta Variable global 36%

  • Mercado Inmobiliario global 21%

  • Oro y Royalties 20%

  • Renta Fija 18%

  • Cash 6%


Estamos cumpliendo con nuestro objetivo, participar y proteger, en un escenario que ha favorecido claramente nuestra asignación de activos y estrategias. Como no puede ser de otra manera me alegra haber comenzado con buen pie, pero hay que ser conscientes de que hay mucho ruido y poca señal en resultados de tan corto plazo.


Con poco que comentar en cuanto a resultados os propongo que nos centremos por un momento en la actualidad de estos últimos meses y miremos hacia el futuro:


Al otro lado del charco tenemos tweets esperpénticos y un un impeachment a lo House of Cards en la cocina, guerra comercial con protestas en Hong Kong, un poquito de Brexit -que no falte-, a la niña del cambio climático, curva de tipos invertida, y movimientos importantes en diversas materias primas. En casa estamos sin gobierno y con disturbios en Cataluña. Seguro que me dejo algo, pero vaya, hay un poco de todo.

Ante tal marabunta de información de actualidad es natural que como inversores nos planteemos que debemos hacer. ¿Cómo debemos reaccionar? Porque habrá que hacer algo, ¿no?

Lamentablemente los mercados financieros no son sistemas deterministas. Por mucho que nos empeñemos en conseguirlo su raíz humana los convierte en sistemas hiper complejos, impredecibles en el corto y medio plazo. Curiosamente, esto significa que lo que debemos de hacer es mantener la calma y no cambiar ni un ápice nuestro plan, que en nuestro caso es el siguiente:


Diversificar nuestra inversión a través de activos que funcionan mejor en diferentes escenarios económicos, estrategias que se ven favorecidas por diferentes entornos de mercado y utilizar técnicas que reducen el efecto suerte a la hora de hacer ajustes en la cartera.


Ahora bien, por bueno que sea o razonable que nos parezca nuestro plan, vale la pena recordar que mantener la calma frente al inagotable caudal de noticias de última hora no es nada fácil. No solo no es fácil, es que estamos diseñados para hacer justo lo contrario.


En su libro The Behavioural Investor el psicólogo Daniel Crosby escribe lo siguiente (traducción propia y énfasis mío):


“Escáneres cerebrales muestran que los centros emocionales del cerebro que ayudaron a guiar comportamientos primitivos, como evitar ser atacados, son los mismos que se activan cuando tratamos de procesar información sobre mercados financieros. Estas áreas del cerebro se encuentran en mamíferos de todo el mundo y son herramientas diseñadas para la toma de decisiones rápidas, no para la reflexión paciente.


En la misma línea, un estudio reciente muestra que cuando a sus participantes se les presentaron resultados negativos en rojo en vez de en negro estos se sintieron significativamente más propensos a ser pesimistas acerca de que les deparaba el futuro en los mercados financieros. Curiosamente hubo dos excepciones: participantes daltónicos y aquellos que provenían de culturas donde el color rojo está asociado a la buena suerte.


A no ser que te parezca que tomar decisiones de inversión en función del color en el que te presentan los números o dejarte llevar por titulares redactados con el objetivo de conseguir el máximo número de clicks sean buenas maneras de acercarse a los mercados, recuerda:

Para alcanzar nuestros objetivos probablemente lo más sensato sea mirar más allá de la actualidad informativa, respirar, y seguir con nuestro plan.


Yo me encargaré de seguir ejecutándolo sistemáticamente de la manera más eficiente posible. Tú tendrás que hacer lo más difícil: no hacer nada.


Saludos y gracias por la confianza,


R.


338 vistas

Participar y proteger

©2020 River Patrimonio

Rentabilidades pasadas no son indicativo de rentabilidades futuras.

Aviso Legal     Política de Privacidad     Uso de Cookies