• Rafael Ortega

Diversificación Estructural #01 Inversión para un mundo incierto

Actualizado: hace un día

Estimados partícipes y amigos de River,


Empiezo una nueva serie de artículos en los que voy a explicar, de principio a fin, uno de los secretos de diseño de carteras más ninguneados por la comunidad inversora: La diversificación estructural.


Esta estrategia de gestión de riesgos se basa en principios de inversión sólidos que existen desde que el tiempo es tiempo y han sido utilizados de diferentes formas y con diferentes nombres a lo largo de los siglos, a medida que una y otra vez iban siendo re descubiertos.


Pero antes de adentrarnos en los detalles de la estrategia es necesario que hablemos primero de la visión de la realidad que la fundamenta.


Inversión para un mundo incierto


Vivimos en un mundo incierto.


Aunque estamos hechos de moléculas y electrones los humanos no somos como estos. No somos todos iguales. Ni siquiera nos comportamos igual de un día para otro. Tomamos decisiones. Nos equivocamos. Reaccionamos ante los cambios en nuestro entorno. Nuestro juicio se ve afectado por infinidad de factores que pueden llegar a ser tan triviales como que comimos anoche o si hace buen o mal día. ¡A veces hasta cambiamos de opinión!


Como vivimos en un mundo incierto en el que el comportamiento futuro de cada uno de nosotros es una absoluta incógnita (y la combinación de interacciones y posibles resultados de estas casi infinita) es imposible que tengamos la información necesaria para saber cómo algo tan complejo como una sociedad va a reaccionar y comportarse en el futuro. Lo mismo, como reflejos de esta, para la economía y los mercados financieros.


Las sociedades, la economía o los mercados financieros son sistemas no deterministas. En sistemas deterministas, como un motor de un coche, la trayectoria de un cohete espacial o un circuito electrónico, podemos calcular con una increíble exactitud que va a ocurrir. Solo hace falta conocer las reglas y tener la capacidad de cálculo necesaria.


Para sistemas no deterministas no funciona así. Estos sistemas no se rigen por las leyes de la física, son producto del comportamiento humano lo que los convierte, por definición, en impredecibles.


Así que, como conclusión, nadie sabe que va a ocurrir con la economía o los mercados en el futuro, y quizá aún más clave: nadie sabe cuándo va a ocurrir lo que vaya a ocurrir.


Lo que puede despertar la siguiente pregunta:


Si no sé qué ni cuándo va a pasar nada ¿Cómo podemos invertir?

No está todo perdido.

Si bien no sabemos cuándo va a ocurrir lo que vaya a ocurrir por fortuna hay dos cosas que sí sabemos sobre la economía. Eso sí, son dos cosas muy muy básicas. Son tan básicas que igual te parecen una tontería. No lo son.


Esconden el secreto para invertir de manera rentable, segura y estable, pase lo que pase.


Son estas dos:


En el futuro… o habrá crecimiento o habrá recesión

y


En el futuro… o tendremos inflación o tendremos deflación.

Y tu dirás. ¿En serio? ¿Esta tontería? No te vayas. Déjame que te explique.


Ten en cuenta que no hay un quinto o sexto escenario. Solo tenemos estas cuatro condiciones económicas, con sus dos ejes, y posibles combinaciones:


  • Crecimiento Inflacionario

  • Crecimiento Deflacionario

  • Recesión Deflacionaria

  • Estanflación (Recesión Inflacionaria)



Estos cuatro escenarios económicos son completamente inclusivos. Esto quiere decir que pase lo que pase, tenga que ver con política o mercados, con guerras o con virus, venga de la forma que venga, todo lo que pase terminará reflejándose en uno de estos cuatro escenarios.

En los próximos artículos estudiaremos en detalle cada escenario económico, que tipos de inversión se ven favorecidos en cada uno de ellos y como gracias a la diversificación estructural no es necesario adivinar que ocurrirá en el futuro (ni necesario jugárnosla confiando ciegamente en que tendremos buena suerte) para invertir de manera rentable, segura y estable.


Espero haber despertado tu curiosidad sobre el tema. Estoy convencido de que una vez terminada la serie de artículos, si adoptas esta perspectiva, no habrá vuelta atrás para ti como ya nunca la hubo para mí. Si no es así, por lo menos espero que te resulte entretenido!


Como siempre podéis hacerme llegar vuestros comentarios, sugerencias o propuestas a través de los siguientes canales de comunicación:


En la sección Biblioteca de la web tenéis enlaces a más información sobre la Cartera Permanente y otros temas de interés.

Para cualquier consulta personal podéis escribirme directamente a rafael.ortega@esferacapital.es


Gracias por vuestro interés y confianza.


Rafa


Valencia, Agosto de 2020.

Participar y proteger

©2020 River Patrimonio

Rentabilidades pasadas no son indicativo de rentabilidades futuras.

Aviso Legal     Política de Privacidad     Uso de Cookies