• Rafael Ortega

Diversificación Estructural #02 Las cuatro estaciones

Actualizado: hace un día

Estimados partícipes y amigos de River,


En el último artículo hablamos de cómo el mundo es un lugar incierto donde tratar de predecir qué ocurrirá y, sobre todo, cuando ocurrirá es una tarea imposible de realizar de manera consistente.


Vimos que sin embargo hay algo que si sabemos sobre el futuro. Sabemos que pase lo que pase en el futuro nos encontraremos en algún lugar de este mapa:

En el futuro o tendremos inflación o tendremos deflación, y o tendremos crecimiento o tendremos recesión. No hay más opciones.


Diferentes Escenarios Económicos


Hoy vamos a analizar con más detenimiento cada uno de los extremos de nuestra diana. Lo que nos ayudará a comprender como la diversificación estructural nos permite participar del crecimiento a largo plazo que ofrecen los mercados financieros y, a la vez, proteger nuestro patrimonio pase lo que pase.


Crecimiento


Cuando tenemos crecimiento o prosperidad los negocios funcionan y el desempleo tiende a reducirse. Los tipos de interés suelen ser bajos y las cosas van bastante bien. Este es el escenario económico que todos deseamos, el favorito de todo el mundo, ¡hay muchos tipos de inversiones que funcionan en escenarios de crecimiento!


Recesión


Las recesiones son periodos en los que escasea el dinero. Periodos donde las empresas sufren, los tipos de interés tienden a subir, y también lo hace el desempleo. La gente no tiene tanto dinero como esperaba tener, lo que crea problemas.


Se deja de consumir, se aprietan los cinturones, y se intenta vender aquello que no se necesita para generar liquidez. Lo mismo para las empresas; sus ventas no crecen tanto como se esperaba.


Dependiendo del tipo de recesión hay algunas inversiones que pueden ser rentables durante estas, pero ninguna inversión se ve directamente favorecida por una recesión. Es el escenario más complicado.


Inflación


Cuando los precios suben de manera importante entramos en un escenario inflacionario. En este contexto cuando hablamos de inflación nos referimos a escenarios con una inflación que crece de manera importante, notable. Si la inflación es de un 1, 2, o 3 por cien no pasa nada. Bueno, si pasa, pasa que con el tiempo o inviertes o pierdes poder adquisitivo, pero para este análisis eso no es lo importante.


Aquí estamos hablando de subidas del 5, 6, 10 incluso 15 por cien. Cuando nos movemos por estos lares entramos en un mundo completamente diferente. Por suerte, también hay diferentes tipos de inversión que funcionan bien en escenarios inflacionarios.


Deflación


La deflación es exactamente lo contrario a la inflación. En vez de subir, los precios de las cosas bajan. Esto también crea todo tipo de problemas porque nadie prevé que va a ocurrir. La gente esperaba inflación, y de pronto se encuentra con deflación.


Aunque a priori uno podría pensar que una bajada de precios es favorable (todo más barato ¡bien!) la deflación lleva a peores ingresos y por tanto peores beneficios para los negocios, lo que suele llevar asociado como consecuencia bastantes problemas. También hay algunas inversiones que se ven directamente beneficiadas cuando hay deflación.


¿Dónde estamos?

Los escenarios económicos son inclusivos; no hay un sexto o séptimo escenario.


En ocasiones puede ocurrir que no tengamos claro por qué combinación de inflación y crecimiento nos encontramos en el presente. A veces es difícil saberlo, porque puede que estemos en transición entre unos y otros y/o no tengamos aún los datos suficientes como para analizarlo.


Pero el hecho de que no sepamos en un momento particular en que entorno nos movemos no significa que no estemos en uno. En cualquier momento del tiempo estamos, por definición, en algún lugar de nuestra gráfica.


Tratar de predecir con acierto hacia dónde vamos y cuando ocurrirán cambios de escenario económico se hace una tarea titánica. Acertar con las predicciones consistentemente prácticamente imposible.

Esto es muy interesante, porque a medida que repasábamos cada escenario he ido dejando caer que, además de la inclusividad de los escenarios económicos, tenemos algunas certezas extra:


Sabemos es que, para cada escenario económico, hay diferentes tipos de inversión que funcionan mejor. Inversiones que se ven estructuralmente favorecidas por cada uno de ellos.


En el próximo artículo veremos en detalle cuales son exactamente cada uno de estos tipos de inversión y cuales son los mecanismos que explican que se vean favorecidos por cada escenario económico.


Te dejo otra vez con la miel en los labios.


Una vez tengamos esto claro empezaremos a estudiar las posibilidades de diversificación que nos ofrecen y descubriremos como, ante la incertidumbre, una buena defensa que va más allá de ‘añadir renta fija’ a nuestra cartera puede ser el mejor ataque.


¡Aprovecho para dejaros el último vídeo que he grabado para nuestro recién estrenado Canal de Youtube acerca de la Cartera Permanente!



Como siempre podéis hacerme llegar vuestros comentarios, sugerencias o propuestas a través de los siguientes canales de comunicación:

En la sección Biblioteca de la web tienes también enlaces a artículos y libros que tratan este y otros temas de interés.


Para cualquier consulta personal podéis escribirme directamente a rafael.ortega@esferacapital.es



Gracias por tu interés y confianza.


Rafa



Jávea, Agosto de 2020.

Participar y proteger

©2020 River Patrimonio

Rentabilidades pasadas no son indicativo de rentabilidades futuras.

Aviso Legal     Política de Privacidad     Uso de Cookies