• Rafael Ortega

River Patrimonio: ¿Qué? ¿Cómo? ¿Para quién?

Actualizado: may 25

River Patrimonio es un fondo de inversión todo en uno con el objetivo de participar y proteger.


Su modelo de inversión ha sido diseñado pensando en inversores de perfil equilibrado que no desean asumir la incertidumbre y los riesgos asociados a carteras puras de acciones de empresas. A diferencia de la mayoría de fondos de inversión que buscan obtener una exposición al mercado en particular River ofrece una solución de inversión todo terreno, todo en uno, que lo convierte en un vehículo adecuado tanto para inversores que se encuentran en fase de acumulación de capital como para aquellos que busquen inversiones con las que complementar sus rentas.


'River Patrimonio es un fondo de inversión defensivo, que no conservador.'

Si bien a muy largo plazo la inversión en acciones de empresas ha supuesto históricamente el tipo de inversión más rentable, continuamente, y especialmente tras periodos muy favorables, muchos inversores olvidan los riesgos asociados a invertir únicamente en renta variable.


Cuando aquellos que son conscientes de estos riesgos deciden tratar de evitarlos, buscando una experiencia de inversión más defensiva o equilibrada, la solución por defecto que obtienen tiende a ser una cartera más o menos diversificada que combina acciones con renta fija. Sin embargo, y aunque esta manera de invertir también ha obtenido resultados más que satisfactorios durante las últimas décadas, esta solución lleva implícita una apuesta muy concreta: que seguiremos teniendo crecimiento e inflación moderadas ad eternum.


La historia de los mercados financieros nos muestra que durante nuestra vida como inversores es probable que experimentemos diferentes escenarios económicos y entornos de mercado y que, en cada uno de ellos, es una combinación diferente de activos y estrategias la que tiende a verse favorecida creando, siempre a posteriori, nuevos paradigmas y mantras de inversión.


Mecidos por las inevitables e impredecibles fuerzas de los ciclos económicos los inversores que deseen ser capaces de participar del crecimiento y proteger su patrimonio, pase lo que pase, deberán por tanto ir más allá de carteras tradicionales basadas en verdades pasajeras.


Con el ánimo de cumplir este objetivo doble de participar y proteger desde River Patrimonio basamos nuestra estrategia de inversión en los siguientes cuatro pilares filosóficos:


Diversificación Estructural: ¿En qué Invertimos?


Aceptamos que los ciclos económicos son inevitables, pero impredecibles. Sin embargo, y aunque pueda parecer contra intuitivo, no saber que pasará no nos impide invertir protegiéndonos de la incertidumbre. Precisamente porque no sabemos qué ocurrirá en el futuro invertimos combinando activos que se ven especialmente favorecidos en cada posible escenario económico.


Este principio, al que llamamos diversificación estructural, es tan viejo como la historia escrita. Es la idea detrás de la cartera permanente de Harry Browne, la fortuna de Jacob Fugger -el hombre más rico de la historia-, y también de algunas de las nuevas gestoras punteras y sus modernas carteras quant. La idea es tan, tan antigua, que incluso podemos encontrar referencias milenarias en textos religiosos como el talmud judío o la biblia.


La puesta en práctica de estos principios ha dado lugar históricamente a carteras robustas capaces de obtener consistentemente buenos resultados independientemente de lo que ocurriera en los mercados financieros.


Más sobre diversificación estructural aquí y en la biblioteca.


Diversificación entre Estrategias: ¿Cómo Invertimos?


A nivel particular cada uno de los mercados en los que invertimos se comportará de manera diferente. Si seguimos sus precios encontraremos que en ocasiones estos parecen moverse de manera errática y lateral y, sin embargo, en ocasiones, surgen tendencias de precios positivas o negativas que se sostienen en el tiempo.


¿Qué tipo de entorno de mercado nos deparará el próximo ciclo? ¿Qué tipo de estrategias de gestión se adaptarán mejor a este?

En general las carteras buy & hold son una manera excelente de invertir que nos permiten mantener de una manera estratégica exposición a una serie de activos pre definidos con un coste y rotación bajos. Por el contrario, estas carteras sufren cuando coinciden tendencias negativas prolongadas en el tiempo, especialmente cuando esto ocurre a la vez en varios de los mercados en los que están invertidas. Por su parte las estrategias trend nos brindan la oportunidad de protegernos de este tipo de caídas, a costa de dar señales falsas en mercados volátiles y laterales que nos harán perder rentabilidad en este tipo de escenarios.


De nuevo la gracia está en que tampoco tenemos por qué elegir entre una y otra estrategia. Al diversificar entre ellas y combinarlas, pase lo que pase, parte de nuestra cartera tendrá el potencial de beneficiarse de las ventajas de utilizar estrategias buy & hold, trend o ambas.


Más sobre diversificación estratégica aquí y en la biblioteca.


Diversificación Temporal: ¿Cuándo Invertimos?


Cuando reajustamos nuestras posiciones puede tener un impacto crítico sobre nuestros resultados. Con el tiempo esta diferencia de resultados, producida por pura suerte, puede ser tan fuerte que tiene incluso el potencial de encumbrar o destruya carreras.


Desgraciadamente no hay manera de saber con antelación cuando será el momento idóneo para reajustar nuestras carteras. En cualquier caso, la suerte que tengamos con este inevitable timing es un riesgo nada despreciable y típicamente desatendido.


Al no saber de antemano cual será el mejor momento para ajustar posiciones adoptamos técnicas de gestión de cartera utilizadas por algunos hedge funds y traders cuantitativos. En particular utilizamos portfolio tranching o zanjado de carteras. En la práctica estas técnicas lo que nos permiten es diversificar temporalmente los ajustes que realizamos en la cartera reduciendo sistemáticamente este efecto suerte en el timing.


Más sobre diversificación temporal aquí y en la biblioteca.


Gestión Sistemática

Finalmente River Patrimonio invierte utilizando un modelo de gestión sistemática -a veces se les llama algoritmos o programas- compuesto de reglas que recogen la filosofía y criterios de inversión arriba indicados. El modelo recolecta diariamente precios de mercado, realiza una serie de cálculos y produce como resultado indicaciones inequívocas que se siguen de manera automatizada.


'Nuestro modelo no es capaz de predecir, pronosticar, extrapolar, regresar, proyectar ni estimar el futuro y no muestra ni pizca de inteligencia artificial.'

Por tanto, las decisiones de inversión que se toman tienen que ver con la evaluación y mejora de la estrategia y sus procesos y reglas y no con que está ocurriendo esta semana en los mercados ni qué opinión tenemos acerca de a donde se dirigen. Utilizar procesos sistemáticos elimina de la ecuación algunos sesgos conductuales (errores de percepción y vaivenes emocionales) que suelen afectar negativamente en la toma de decisiones a inversores tradicionales.



River Patrimonio es un fondo de inversión todo en uno de perfil equilibrado, diseñado para sobrevivir a todo tipo de escenarios económicos y entornos de mercado.


Creemos que, a muy largo plazo, la gestión de riesgos es más determinante e incluso puede superar a la gestión o búsqueda de retornos. River supone un esfuerzo por construir una cartera equilibrada más sólida, diversificando nuestra inversión a través de escenarios económicos, entornos de mercado y momentos del tiempo.


'Para el verdadero inversor a largo plazo la elección, por definición, ha de ser la supervivencia.'

Nuestro objetivo es participar y proteger.


Puerto Natales, Marzo de 2020

Participar y proteger

©2020 River Patrimonio

Rentabilidades pasadas no son indicativo de rentabilidades futuras.

Aviso Legal     Política de Privacidad     Uso de Cookies