• Rafael Ortega

Mi Cartera Personal

Actualizado: feb 1

Estimados amigos de River y Kronos,


En las últimas semanas ha habido bastantes preguntas acerca de mi cartera personal y como la gestiono en Participar y Proteger, nuestro grupo de telegram para partícipes y amigos de River y Kronos. También muchas conversaciones acerca de cómo se les da encaje a River o Kronos dentro de las carteras particulares de distintos miembros del grupo.


He decidido escribir este pequeño artículo al respecto como ejercicio de transparencia por un lado y, por otro, para poder enlazarlo la próxima vez que reciba la misma pregunta y hacerme la vida más fácil 😊. El artículo no habla de cifras ni cantidades exactas, pero si de la idea en general.


No lo toméis como un consejo o recomendación; es simplemente que estoy haciendo personalmente a día de hoy.


Ingresos


Como he comentado otras veces además de mi rol como gestor de River Patrimonio y Kronos soy socio de varios pequeños negocios. Puntualmente he ofrecido servicios como freelance. Lo relevante de esto es que tengo distintas fuentes de ingresos.


Seguridad a corto plazo


El típico consejo que habrás escuchado es que lo primero es construir un fondo de emergencia. Este fondo debería estar compuesto por varios meses de tus gastos en efectivo para cubrir eventualidades. Dependiendo de la seguridad de tu trabajo o ingresos, tu facilidad percibida para reubicarte o reinventarte en el mercado laboral, y tus responsabilidades deberías de tener más o menos meses cubiertos.


A mi personalmente sin embargo tener una cantidad relevante de dinero en efectivo parado me resultaba muy incómodo. Me corroe por dentro el coste de oportunidad.


Para solucionar esto he optado por lo siguiente:


Digamos, por ejemplo, que he calculado que mi colchón debería ser de unos 10 meses de mis gastos. Entonces lo que hago es multiplicar los meses que tengo en la cabeza por 1,2. Para el ejemplo de 10 meses esto nos daría 12 meses, que se convierte en nuestro nuevo objetivo.


¿Qué hago entonces?


Pues bien, la cantidad correspondiente a los dos primeros meses de gastos los tengo en efectivo en cuenta.


La cantidad correspondiente hasta llegar a mi objetivo, en este caso serían 12-2=10 meses, la invierto en mi Cartera Permanente, a través de Kronos.


Inversión a medio y largo plazo.


A partir de ahí invierto el resto de mi ahorro directamente en River Patrimonio, principalmente, pero también en mi Cartera Variable, que supone solamente un 5% del total de mi cartera (incluyendo el efectivo y mi cartera permanente).


Tengo puesta una transferencia automática desde MyInvestor a River a principio de cada mes, lo típico de pagarte a ti primero, y al final de mes cualquier cosa que sobra por encima de los dos meses de efectivo que me gusta tener en cuenta también la invierto en River.


La Cartera Variable la reservo para especular o invertir en temas que a nivel particular me parezcan interesantes. Ahora mismo esta cartera está compuesta por metal físico (principalmente plata), un poco de BTC, y el resto es una cartera compuesta por una cesta de acciones de mineras nano cap con algunos royalties.


Así que la idea es la siguiente:

  • Efectivo -> Imprevistos

  • Cartera Permanente -> Seguridad

  • River -> Patrimonio

  • Cartera Variable -> Especular


Razonamiento


Con este plan si ocurre cualquier imprevisto light no hace falta que haga nada. Una multa de tráfico inesperada, un electrodoméstico que se estropea, una avería casera o del coche, incluso un pequeño viaje -en otros tiempos- se pueden manejar fácilmente con el dinero que tengo en efectivo.


Mientras tanto el resto de mi fondo de emergencia, mi Cartera Permanente, podría perfectamente cubrirme en caso de que me quedara sin ingresos y a su vez crecerá con el tiempo gracias a estar invertido siguiendo los principios del tío Harry.


Es verdad que, si se da la tormenta perfecta, puede que necesite tirar de mi Cartera Permanente justo en el peor momento, uno en el que la estrategia sufra una pérdida importante. Sin embargo, la Cartera Permanente es una estrategia que tiene una volatilidad reducida, periodos de pérdida máxima históricamente muy bajos y encima he invertido un 20% más de lo que consideraba necesario, por lo que no me preocupa demasiado.


A partir de ahí River Patrimonio es el vehículo en el que confío para ir construyendo, valga la redundancia, el grueso de mi patrimonio financiero. Personalmente lo que me gusta de River es que la cartera es dinámica y puede adaptarse a todo tipo de escenarios económicos y entornos de mercado y, sobre todo, que es un vehículo todo en uno. Ya tengo bastante con gestionar River y Kronos, con lo que intento no me complicarme NADA con mi propia cartera (no hay apenas necesidad de rebalanceos ni ajustes).


La Cartera Variable me permite matar el gusanillo y especular con temas que me parecen interesantes, asumir mayores niveles de riesgo o, como se dice ahora, buscar oportunidades asimétricas.


A veces le presto más atención, otras veces puede pasar mucho tiempo sin que le haga ni caso. Si estas apuestas personales salen bien, genial. Si salen mal, incluso si en alguna se pierde todo, tampoco me va a matar. No hago nada demasiado sofisticado. Intento que las cosas estén a buen recaudo y primo la comodidad. Como decía antes trato de que pese alrededor de un 5%.


La pirámide de River

Puede que en el futuro si cambian mis circunstancias modifique los meses que considero que necesito como fondo de emergencia, cambie mi perfil de riesgo en mi Cartera Patrimonialista, o liquide mi Cartera Variable. Independientemente de ello este sistema en cuatro niveles es una manera de organizar mis inversiones en base a objetivos bastante simple que me ha resultado útil.


En resumen lo que hago es darle una solución única para cuatro objetivos distintos:


Mi pirámide se ha ido construyendo poco a poco, de la base a la cima. Es decir, que primero fui ahorrando algo de efectivo para no ir siempre pelado, luego empecé a acumular una cantidad mas importante (que finalmente invertí en Kronos), y a partir de ahí empecé a crear una cartera de fondos y ETFs (que acabó en River). La Cartera Variable no la empecé hasta hace relativamente poco tiempo y podría ser totalmente prescindible.


En caso de tener que utilizar el dinero lo iría haciendo del revés, y en caso de que esto supusiera un desajuste fuerte posiblemente bajaría capital de los niveles superiores a los inferiores.


Disclaimer final


Ni esto es una recomendación ni soy un experto en finanzas personales. Me he decidido a publicar esta nota por si a alguien le puede servir de inspiración o como plantilla para desarrollar su propio plan y porque es una pregunta que recibo frecuentemente.


Saludos y gracias por la confianza.


Caveat Emptor.


Rafa

Valencia, Enero de 2021.

Puedes hacerme llegar tus comentarios, sugerencias o propuestas a través de los siguientes canales de comunicación:

En la sección Biblioteca encontraras enlaces a libros, artículos, investigación financiera y otros textos que en mayor o menor medida han influido en la filosofía, estrategia y construcción de nuestro modelo de inversión.

En nuestra lista de reproducción de Spotify puedes escuchar algo de blues.


Para cualquier consulta personal puedes escribirme directamente a rafael.ortega@esferacapital.es

Entradas Recientes

Ver todo